Futuro

Conoce de primera mano nuestra propuesta electoral.

Seguimos haciendo
Zaragoza más futuro

Por primera vez, Zaragoza mira al futuro con una ilusión que se perdió en 2008 tras el final de la Exposición Internacional. Hoy la ciudad vive con optimismo los proyectos que han colocado a nuestra ciudad en el centro de atención de las grandes ciudades de España.

El Mundial 2030 de la mano de la Nueva Romareda

La candidatura española para el Mundial 2030 y nuestro proyecto para la construcción del nuevo campo de fútbol en la Romareda garantiza la presencia de Zaragoza en el acontecimiento deportivo más importante del mundo.

La implicación del Real Zaragoza en este proyecto permite, por primera vez, garantizar una inversión de 150 millones de euros que convertirá el nuevo estadio en un epicentro de referencia deportivo, cultural y económico de la ciudad.

Ciudad del deporte y de la vida sana

La candidatura de Zaragoza para ser Capital Europea del Deporte y la construcción de una nueva Ciudad del Deporte en el Parking Norte de la Expo, son dos proyectos que complementarán la construcción de la nueva Romareda y harán del deporte una apuesta central mi gobierno en la próxima legislatura, contando con todo el tejido deportivo de nuestra comunidad autónoma para potenciar la práctica del deporte al máximo nivel.

Proyección exterior a través de la cultura y los festivales

La consolidación del festival Vive Latino en el espacio Expo y el éxito de festivales como Zaragoza Florece y las Fiestas Goyescas, han consolidado la imagen exterior de Zaragoza como una ciudad donde la creación y la cultura tienen, al fin, el peso que merecen.

Intensificaremos la atracción de grandes conciertos y artistas a Zaragoza para convertir la ciudad en un lugar al que venir para disfrutar de nuestro patrimonio y nuestra gastronomía durante los 365 días del año, haciendo de la Plaza del Pilar el espacio de referencia para todo tipo de actividades.

Consolidamos la transformación urbana de Zaragoza

Completaremos la transformación de Zaragoza con el cierre de cicatrices urbanas que, por fin, y después de décadas de desidia política, hemos conseguido desbloquear.

La transformación del Portillo en una gran zona verde con nuevos equipamientos, el desarrollo de los suelos de Aceralia o la reconversión del antiguo colegio de Jesús y María en la Avenida Goya, generarán nuevos espacios urbanos para el disfrute de los zaragozanos.

Esta es la Zaragoza que ya hemos comenzado a construir. Una ciudad que mira al futuro con ilusión y con el convencimiento de que el camino emprendido es un camino de progreso, desarrollo económico y mejora de la calidad de vida de los zaragozanos.

Noticias relacionadas

Instagram @nataliachueca_

Twitter @ChuecaNatalia